Instalaciones

Rehabilitaciones y Construcciones

Hoy en día pulsar un interruptor y que una luz se encienda, abrir un grifo y contar con agua caliente o encender nuestra calefacción o aparatos de aire acondicionado es algo que hacemos casi instintivamente, sin darnos cuenta… Sin darnos cuenta en ese momento que necesitamos de sus prestaciones, pero cada mes o dos meses se han de abonar las facturas de electricidad y gas. Estas facturas son el termómetro de lo eficiente de nuestras instalaciones o del adecuado o inadecuado uso que hacemos de ellas.