Rehabilitación de Envolventes

Fachadas y Cubiertas

El deterioro producido por el paso del tiempo, las condiciones meteorológicas o incluso una deficiente construcción inicial de los mismos, afecta principalmente a la piel del edificio, la envolvente: fachadas y cubiertas. Estas afecciones no son solo de índole estética, sino  que alteran, en la mayoría de los casos, las condiciones de confort térmico del interior del edificio, tendiendo a compensar estas anomalías con mayores consumos energéticos en nuestras instalaciones térmicas, incrementando sustancialmente las facturas de gas y electricidad.